Requisitos para crédito automotriz sin pie

requisitos crédito automotriz sin pie

Cuando deseas comprar un automóvil lo más frecuente es acudir a una entidad bancaria para solicitar un préstamo por el cual te exigirán un monto determinado, que se utilizará como pago inicial para pedir menos dinero a la entidad financiera, es decir, un pie para la compra de tu vehículo.

Pero no siempre se cuenta con esos recursos. Cuando no posees el dinero disponible para el pago inicial puedes solicitar un crédito automotriz sin pie.

Las opciones existen y son variadas. En el mercado tienes a tu disposición empresas de financiamiento directo que otorgan créditos automotrices.

Plazos de 6 a 72 meses, recibir tu viejo coche como parte de pago o la innovadora modalidad de compras inteligentes, que te permite cambiar tu automóvil cada dos o tres años por uno nuevo o de poco uso, son algunas de las alternativas que brindan muchas de las compañías de créditos sin pie.

Compra inteligente del crédito automotriz  sin pie

Una válida alternativa de crédito automotriz sin pie es la compra inteligente.

Cuando necesitas comprar un auto nuevo prontamente, pero tienes planes de cambiarlo en un plazo no muy lejano, esta modalidad es ideal.

Aconsejable si estás en ascenso en tu carrera profesional o si estás por iniciar una nueva familia y sabes que necesitarás un coche más grande en los próximos años, este crédito reúne otros requisitos.

Aquí puedes escoger unas cuotas más bajas, en plazos diferentes. De hecho, el último pago mensual constituye entre el 40 y el 50% del valor total del auto. Esto quiere decir que las cuotas anteriores que pagues serán más bajas.

Infórmate de todo para tramitar créditos y prestamos

Crédito de consumo

Otra opción de crédito automotriz sin pie es solicitar un crédito de consumo a una institución.

Esta modalidad, similar a la que brindan las empresas especializadas, se trata sencillamente de solicitar un crédito de consumo, para lo cual no necesitas un pie. Únicamente necesitas que te aprueben la cantidad que buscas.

Lo más interesante es que podrás examinar las cuotas y adaptarlas a tu solvencia económica para evitar problemas de pago.

Al adquirir un vehículo con un crédito de consumo bancario, el coche no quedará en prenda, y hasta podrías venderlo sin necesidad de prepagar esa prenda.

Pero además, con este tipo de crédito puedes comprar el automóvil a nombre de otra persona, lo cual no es posible con otras entidades crediticias.

Tu propio plan

Otra opción interesante es comprar el automóvil financiándolo a tu manera. ¿Cómo? Solicitando dinero que te daría el monto para comenzar, aunque esto significaría que contraerías otra deuda.

Vender tu auto viejo sería otra alternativa para dejar como fondo ese dinero y optar por un crédito automotriz.

Ventajas 

  • La gran ventaja de optar por un crédito automotriz sin pie, es que en muchos casos el trámite apenas se demora unas horas.
  • No tendrás necesidad de tener ahorros previos, pues al iniciar la compra tendrás tu coche ese mismo día.
  • Cuando cuentas con tu auto viejo, algunas entidades ofrecen un 20% de descuento poniéndolo en prenda.
  • No existen restricciones en crédito que establezcan la compra de un modelo particular.

Desventajas

  • Al no poner un pie, el monto final de tu deuda crecerá, pues al entregar menos abono inicial, más elevado será el monto que tendrás que pagar finalmente.
  • Tendrás que tener cautela al escoger cualquier tipo de crédito, ya que algunos intereses podrían ser excesivos.

Requisitos para tramitar un crédito automotriz sin pie

  • Debes presentar un buen comportamiento financiero
  • Dependiendo de la entidad, deberás tener un monto específico de rentas líquidas mínimas, que generalmente es de $300.000.
  • Son necesarias las tres últimas cancelaciones de sueldo y hasta las 6 últimas para el caso de aquellas personas que poseen rentas variables.
  • Certificado de la Administradora de Fondos de Pensiones (AFP), el cual refrenda que realizas tus cotizaciones previsionales.
  • Antigüedad de al menos 1 año en tu actual empleo.
  • Ser mayor de edad.

Leave a Comment