Requisitos y Trámites para crear una empresa en México

Llega un momento de nuestra vida en la que deseamos emprender algún negocio, y soñamos con tener una empresa.Hay un dicho que dice que soñar no cuesta nada. Pero hay sueños que se hacen realidad, si creemos que lo podemos hacer.

Si te pones a mirar las circunstancias, tal vez no tengas las condiciones para crear tu empresa, pero la misma palabra ‘empresa’, genera ‘emprender’, que sugiere una fuerza que sale de ti mismo para hacer las cosas.

¡Haz que suceda! En este artículo te decimos cómo crear tu empresa en México.

¿Qué requieres para la creación de tu empresa en México?

  • Si eres extranjero, establecido legalmente en México, debes estar bien atento a los requerimientos que debes seguir, pues cada país tiene sus normativas, y México no es la excepción.
  • Si eres nacional, no garantiza que manejes el conocimiento sobre la creación de empresas, sino hasta cuando has creado alguna en tu vida. Requieres, entonces, cerciorarte de la documentación necesaria para la creación de la empresa en México, así como de las instituciones a las que debes acudir para realizar los trámites.

Y otra cuestión que requieres, es un abogado que te oriente en tu empeño de emprender; y sobre todo, perseverar en el deseo de ver concluida tu meta. Es un asunto de querer. ¿Quieres?, entonces puedes.

Documentación necesaria en 2019 y 2020

Dependiendo del tipo de empresa a fundar, se te exigirá documentación pertinente según los fines comerciales. Sin embargo, un documento común a todo tipo de empresa, es el Acta Constitutiva notariada, sin la cual no podrás seguir el proceso de registro público empresarial.

Igualmente, debes contar con los servicios de un Licenciado en derecho a los fines de representarte como apoderado legal ante las instancias a que hubiere lugar, con poder notariado que lo avale. Este Licenciado debe estar debidamente inscrito como abogado para ejercer como tal.

Pasos para crear una empresa en México con éxito

Aquí te ofrecemos los pasos imprescindibles a seguir:

  1. Debes hacer solicitud de empresa. El ente correspondiente para hacer la solicitud es la Secretaría de Relaciones Exteriores, que es la equivalente al Ministerio de Relaciones Exteriores en otros países. Puedes acceder a esta dirección https://www.gob.mx/sre para ubicar los detalles de la solicitud que harás. Busca un Licenciado en derecho para que redacte el acta.
  2. Redactar el Acta Constitutiva de la empresa. Una vez aceptada la solicitud de creación, procedes a la redacción del acta de nacimiento de tu empresa, especificando los alcances de ella, según el tipo de la misma. El apoderado legal de la empresa hará todas las diligencias ante la Notaría pública.
  3. Llevar el Acta ante el Notario correspondiente. Una vez revisada para cerciorarse que cubre los extremos de Ley, el apoderado legal sigue el protocolo para que se proceda a la firma y su registro constitutivo.
  4. Hacer el registro del Acta notariada ante el SAT. Aquí debes seguir un procedimiento en el cual debes censar la empresa por ante el Registro Federal de Contribuyentes del sistema SAT. (Revisa su portal para mayor información.)
  5. Se obtiene la Cédula Fiscal. Esta es la identificación de la empresa que te permite moverte en el sistema financiero mediante la apertura de cuentas, la emisión de facturas como persona jurídica y hacer presente a la empresa en licitaciones, entre otros negocios, según su tipo.
  6. Registra la empresa. El apoderado legal de la empresa (con poder notarial), debe llevar ante el Registro Público el Acta Constitutiva y la RFC para proceder a la inscripción de la propiedad comercial.
  7. Solicita permiso para Uso de suelo. Acude a la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología para solicitar la licencia de uso de suelo para establecer la empresa. La expedición de la licencia tarda un poco, por lo que aconsejamos hacerlo con prontitud.
  8. Inscribe la empresa ante el IMSS. La inscripción ante el Instituto Mexicano del Seguro Social es una obligación patronal para que sus trabajadores tengan la protección que asegura este ente nacional.
Estos son los trámites comunes que deben realizar todas las empresas; ahora bien, dependiendo del tipo de empresa a constituir, hay otros requerimientos específicos, según la rama de comercio a la que ha de dedicarse.

Otros trámites adicionales que deberás hacer

Los trámites adicionales a realizar están relacionados con la naturaleza misma de la empresa, según los fines y alcances de su creación. Veamos:

  • Si tiene como objeto de venta el comerciar en el área de la salud, tendrá que registrarse en la Secretaría de Salud, quien es el ente gubernamental que regula la materia. Así también, si se incursiona en la venta y distribución de alimentos.
  • Se registrará en el Instituto Mexicano de Propiedad Industrial, si su objeto comercial tiene que ver con la manufactura de bienes y servicios industriales.
  • Si tiene en sus alcances importar bienes, deberá empadronarse como importador.
  • Debe tener la licencia para poder usar una marca. Toda marca debe ser previamente revisada antes de conceder licencia.
  • También debe registrarse en el Instituto Mexicano de Propiedad Intelectual, a fin de garantizar la integridad en el uso de patentes de propiedad intelectual.
  • Debe hacer registro ante la Secretaría del Trabajo en la seccional de la Comisión Mixta de la Seguridad y la Higiene. Allí se atienden las medidas a que hubiere lugar en caso de haber accidentes laborales en la empresa.
  • Deberá poseer firma electrónica avanzada, esta asegura pulcritud en las transacciones.
  • Asimismo, deberá inscribirse en la Comisión Mixta de Capacitación y Adiestramiento, quien supervisa el estado de necesidad de capacitación de los trabajadores de las empresas.

¿Qué aspectos formales debe contener el Acta Constitutiva?

Para darte una mano en la redacción del acta, te decimos que ella debe contener aspectos formales de redacción jurídica que tu abogado no debe obviar.

Aspectos a tomar en cuenta:

  • Debe especificar el tipo de empresa. La naturaleza de ella te va a indicar el tipo de trámite a realizar.
  • La dirección donde se asentará la empresa debe ser clara; recuerda que ella deberá ser escrita en tus talonarios y membretes de correspondencia. Asimismo la dirección electrónica.
  • Deja bien claro el objeto a que se dedicará la empresa. Es preferible que tenga unos fines amplios y suficientes para que después no te arrepientas de haber obviado algún aspecto de venta.
  • Asimismo, especifica si estará solo en el ámbito nacional o si tienes intenciones de exportar mercancía. Esto no lo puedes dejar al azar; en derecho, hay que ser específico. Es mejor tenerlo y no necesitarlo, que necesitarlo y no tenerlo.
  • Si tendrás sucursales o solamente tendrás un único establecimiento.
  • Deja asentado el capital con que inicia la empresa, tanto en dinero como en bienes muebles.
  • Nombra los socios que tendrás y el capital de aporte de cada uno; y la dirección de su residencia. También se debe especificar el rol que cumplirá cada cual en la línea de mando.
  • Los objetivos a lograr, deben ser a corto, mediano y largo plazo, dependiendo del capital. Solo los que se establecen objetivos ambiciosos, pueden llegar a alcanzarlos. ¡Los mediocres siempre se quedan cortos!

Simón Bolívar, el Libertador, dijo un día en una de sus proclamas: “Dios concede la victoria a la constancia”.

Deja un comentario