Requisitos para un Bautizo en México

El Bautismo es uno de los sacramentos que ordena la iglesia católica para ser aceptado como cristiano en su religión católico-romana. De allí que sus fieles procuran obedecer bautizando a sus hijos desde su nacimiento para que, como se acostumbraba decir, su hijo no quedara moro.

Se realiza desde muy pequeño; también, por el temor de que pudiera perder la vida y no ser aceptado como hijo de Dios, y ser destinado a la condenación eterna.

En México, como país de confesión católica, las parroquias tienen reglamentado todo lo necesario para que ocurra el bautizo legalmente.

A continuación, te presentaremos los requisitos para bautizar y que condiciones debes tener en cuenta.

Requisitos para bautizar a un bebé en México

bautizar aun bebé

Esta es una pregunta que continuamente se hacen los interesados; puesto que el bautizo no solo es un evento religioso, sino también social. Todo niño de un hogar católico, es seguro que le celebrarán el bautizo como un peldaño al cielo.

Para llevar un registro de los sacramentados en la parroquia, la iglesia católica solicita a los padres o representantes del niño, algunos documentos básicos, que van a servir para llenar el acta o Fe de Bautismo, documento este que aún ha servido a manera de Partida de Nacimiento, cuando no hay otro antecedente que avale el nacimiento.

Lo que se requiere como condición de bautizo es lo siguiente:

  • Los padres o uno de ellos deben dar el consentimiento de bautizo.
  • Compromiso de los padres en criar a su hijo en la fe católica.
  • Que el niño sea menor de 7 años.
  • Presentar el Acta de Nacimiento del menor.
  • Presentar el Acta de Matrimonio de los que serán padrinos.
  • Llenar el formato de bautizo en la parroquia.

¿Cuáles son los requerimientos para los padrinos?

Hay también requisitos muy puntuales para los que deseen llevar como ahijado a un niño, con todo el compromiso que conlleva el acto religioso; ya que, se han visto casos en los cuales a falta de padres, bueno son los padrinos.

Y no solamente como algo nominal, la iglesia obliga sacramentalmente hacerse cargo o velar por el ahijado; por eso es que la mayoría se salta muchos requisitos, pues de otra manera no se bautizarían muchos niños.

  • El padrino debe ser mayor de 16 (los solteros deben llevar copia de fe de bautismo).
  • Si es casado, debe llevar el acta de matrimonio.
  • Debe contar con el sacramento de bautismo, eucaristía y confirmación católica.
  • Sin sanción canónica.
  • Dar muestras de su práctica católica.
  • Asumir el compromiso de padrino.
  • Asistir a las catequesis para el bautismo (mínimo dos).
  • No ser padre o madre del niño.
  • Deberán ser solamente dos padrinos (hombre y mujer) como figura de padre y madre, católicos los dos.
  • Un sacerdote puede ser padrino, aún el que está celebrando el acto, si se le pidiere.
  • Ser de intachable reputación moral.

¿Qué obligaciones tienen los padres del niño?

Además de las obligaciones propias de los padres para con sus hijos, cumplir con el sacramento bautismal compromete a los padres o representantes ante la iglesia, para garantizar el cuidado católico con fines de permanencia de la fe en las futuras generaciones.

Veamos las obligaciones principales:

  • Hacer registro de membresía en la parroquia donde se celebrará el bautizo.
  • Son los padres responsables de solicitar la celebración del acto bautismal ante el párroco. No abuelos ni tíos, a menos que legalmente estén bajo su tutela.
  • Hacer declaración pública del compromiso a criar al niño según los preceptos de la fe católica. Esta declaración se debe hacer a viva voz durante la ceremonia bautismal.
  • Hacer donación monetaria según establezca la parroquia, puesto que cada cual determina la contribución.
  • Preparar con anticipación los requisitos para la ceremonia y todo lo relacionado con la celebración festiva, pues la tramitación en la parroquia puede tardar hasta por 15 días.
  • Estar en contacto con su parroquia a fin de aclarar cualquier duda al respecto, por eso se exige que los padres vivan cerca de la parroquia donde se bautizará al niño.

Requisitos para bautizar un adulto 

Dado el caso en que un adulto desee bautizarse en la religión católica, tiene también que cumplir algunos requisitos para poder hacerlo. No se le exime de recibir el catecismo como cualquier primo comulgante, pues allí están contenidas las reglas de su fe para poder cumplirlas.

Así mismo, como él mismo manifiesta querer ser bautizado, debe recibir los sacramentos de la eucaristía y la confirmación, como requisitos generales del acto que dan fe de su adhesión a la fe católica. Debe presentarse a la ceremonia con por lo menos un padrino; católico bautizado y confirmado. Por supuesto, debe haber realizado la Comunión.

Para tal bautizo, el adulto ha de hacer el registro en la parroquia donde va a realizarse el bautizo. También presentar:

  • El acta de nacimiento del futuro bautizado
  • Acta de nacimiento de los padrinos
  • Presentar documento de identidad de los involucrados en el acto.
  • Comprobante del lugar de la residencia que coincida con la parroquia donde se hará el bautizo.
  • Certificado del bautizo y confirmación de los padrinos.
  • Hacer el pago correspondiente a la cuota parroquial por el bautizo.

Así que si eres católico-practicante o deseas serlo, te dejamos aquí todo lo necesario para llevar a feliz término este acto religioso, que te permitirá tener la certificación, si deseas asumir en el futuro algún cargo religioso o tener el requisito para cualquier asunto religioso.

¿En qué consiste el Bautismo?

En el devenir histórico de la fe cristiana, se han establecido preceptos y ordenanzas, a fin de garantizar la conducta y el fiel cumplimiento de las mismas en sus fieles.

El bautismo en agua, data desde el Profeta Juan el Bautista, quien lo instituyó para perdón de pecados. De hecho, no se le conoce por su apellido, sino por el oficio de bautizar. El acto más sobresaliente en esta labor lo constituyó el bautismo de Jesús de Nazaret, a quien sumergió en el agua, no para perdón de pecados, sino como señal de sumisión al cumplimiento de la ordenanza.

Al instituirse la iglesia católico-romana en Occidente, el papado fue estableciendo ordenanzas para sus fieles; hay algunas ordenanzas que se convirtieron en sacramentos de fe para identificar al cristiano católico, y mucho más, luego de la Reforma Protestante.

El primer sacramento católico es el Bautismo, el cual se practica según la fe católica como gracia divina desde niño, para ser liberado del pecado original. El agua es bendecida por el párroco para ser rociada en el niño como señal de ser “apartado para la iglesia”, figura de la circuncisión judía a los niños de ocho días de nacido, a fin de garantizar el compromiso de sus padres en la conducta católica; aunque no se hace a días de nacido (excepto si hay riesgo de muerte), sino a los meses o los primeros años de vida.

Además del bautizo, existen otros sacramentos que le siguen a este, como la comunión, la eucaristía y el matrimonio. Su incumplimiento, puede acarrear penas canónicas. De allí, que todo practicante de la religión católica, se cuida de cumplir estos ritos, que según su fe, le garantizan la salvación eterna en el cielo.

¿Por qué es importante bautizar a los niños?

En realidad, la importancia del bautismo es religiosa. La fe bautismal es un documento emitido por la iglesia como constancia de haber cumplido con el sacramento, primer paso para poder celebrar los siguientes. Es puramente un requisito religioso, nada más.

Sin embargo, en los países de confesión católica, hay casos en los cuales, a falta de algún documento de identidad, sirve la fe de bautismo, pues allí aparece la fecha de nacimiento y los padres que procrearon al niño; así como los padrinos que a manera de testigos, pueden dar fe de quién es.

Otra importancia es la que se refiere al hecho de que los padrinos vienen a constituirse en padres sustitutos con el compromiso asumido de velar por la fe católica y atender en las necesidades de su ahijado.

Con el bautizo, no solo se inicia la vida social del niño, sino que en ese acto se confirma “el nombre de pila”. El nombre por el que lo llamarán. Por cierto, este nombre dado en la pila bautismal, debe ser corroborado por el párroco para que no altere la fe católica, puesto que hay nombre combinados que hasta desdicen de la fe en Dios.

Esperamos que la información dada sea de tu entera satisfacción y utilidad. ¡Enhorabuena el bautizo!

Deja un comentario