Requisitos y trámites para un divorcio en México

Actualmente, debido a problemas personales, económicos o de convivencia, algunas parejas deciden tramitar el divorcio, y esto requiere de un proceso específico. Si estás buscando información al respecto, en este artículo te informamos de todo.

En general, se trata de un proceso un tanto complicado , por lo tanto, a partir de las ideas que se expondrán seguidamente será más fácil plantear una solución factible ante los problemas que puedan surgir.

La mediación en el divorcio ¿Es importante?

Sí. Básicamente, la mediación sirve para tratar de evitar conflictos entre aquellas personas que optan por divorciarse.

Habitualmente, las personas interesadas solicitan la presencia de una tercera persona, como puede ser un abogado, para que resuelva los trámites que se van a llevar a cabo en el proceso, incidiendo en la importancia de que ambas partes deben salir beneficiadas por dicho acuerdo.

Por el contrario, si el proceso de mediación no se realiza correctamente, podrán surgir numerosos problemas entre las personas, lo cual provocará que el proceso de divorcio se vea afectado, ya que será más difícil que haya un acuerdo mutuo entre ambas partes.

En ocasiones muchas parejas no deciden contratar los servicios de una tercera persona para que les ayude en el proceso; sin embargo, esto sucede en aquellas personas que tienen muy claro que desean el divorcio y, además, han delimitado perfectamente los beneficios que va a obtener cada uno.

¿Qué tipos de divorcio existen?

Según los principios que aparecen en el Código Civil, por norma general, hay tres tipos de divorcio. A continuación, se va a detallar cada uno de ellos, especificando las características más significativas.

Por este motivo, es importante que las personas tengan en cuenta el tipo de divorcio que desean, así conocerán de primera mano qué tipo de documentación deberán aportar para que se produzca el mismo y, por supuesto, prestarán atención a los diferentes trámites que deben cumplir.

El divorcio de tipo administrativo.

El juez encargado de realizar las tareas que se determinan en el Registro Civil será el responsable de atender a una serie de requisitos interesantes, como son: exponer un acta de solicitud que haga referencia al divorcio;posteriormente, a los 15 días la persona interesada deberá exponer su solicitud ante el juez.

Y, por último, siempre y cuando no haya artimañas de por medio, el juez levantará el acta correspondiente al divorcio y hará la declaración oficial de que ambas personas ya se encuentran divorciadas de manera legal.

Requisitos para tramitar legalmente el divorcio en México

Seguidamente, se exponen una serie de características que deben reunir las personas interesadas:

  • Las personas deben aceptar el acuerdo de divorcio. Si una de ellas no está de acuerdo con la tramitación del mismo, no se podrá efectuar bajo ningún concepto.
  • Los interesados deben ser mayores de edad, es decir, tener los 18 años cumplidos o más. Otro requisito atribuible a esta característica es que las personas no deben haber concebido ningún hijo durante el matrimonio.
  • Si el casamiento se realizó por sociedad conyugal, ambas personas deberán afirmar que los bienes serán repartidos entre ambas a partes iguales. En este sentido, los beneficios resultantes serán los mismos para ambos, sin hacer ningún tipo de distinción.
  • El divorcio debe ser solicitado en el Registro Civil. Para ello, las personas interesadas deberán comunicarle al juez su intención.
  • Como mínimo, deberán haber estado casados un año. Si no se cumple el periodo de tiempo indicado, los trámites directamente no tendrán validez y, por consiguiente, se anulará la tramitación.
  • Por último, deben presentar unas copias donde aparezca el acta de matrimonio y la edad de las personas solicitantes.

De esta manera, el juez podrá establecer que efectivamente existe una relación matrimonial.

El divorcio voluntario

Este tipo de divorcio debe solicitarse al juez que se encarga de llevar a cabo los temas familiares de las personas.

Principalmente, se debe proceder al mismo cuando las personas interesadas tienen hijos/as que son menores de 18 años, o bien, los cónyuges no tienen la edad mínima para elegir ellos mismos su propio futuro, como es separarse.

De hecho, muchas parejas también optan por este divorcio cuando no se ponen de acuerdo a la hora de repartir los bienes. En referencia a la solicitud de divorcio, las personas deben partir de unos principios, como son los siguientes:

  • Antes y después del divorcio, las personas solicitantes deberán exponer cuál de los dos va a hacerse cargo de los hijos/as.
  • Tomando como referencia las condiciones que expone la custodia, los padres podrán firmar un acuerdo donde se señale que ambos se harán cargo de sus hijos/as, estableciendo un periodo determinado para cada uno de ellos.
  • Es importante que los cónyuges establezcan el lugar donde van a vivir mientras se realiza la tramitación del divorcio.De hecho, si han decidido llevar a cabo el proceso, se recomienda que las personas no vivan juntas, básicamente, para evitar conflictos.
  • La repartición de los bienes debe quedar clara desde un primer momento. De esta manera, los cónyuges deberán abonar unas cantidades determinadas para que la otra persona pueda hacerse cargo del hijo/a mientras se realiza el proceso de divorcio.

Requisitos para el cumplimiento del divorcio voluntario

  • Los requisitos mínimos que se piden es que las personas hayan cumplido un año de casados.
  • Obligación del juez intentar que haya una reconciliación por ambas partes; sin embargo, en el caso de que no se produzca, se podrá decretar el divorcio. Obligatoriamente, ambas personas deben ser responsables a la hora de ofrecer el mayor cuidado a sus hijos/as.
  • En el caso de las mujeres, éstas deberán recibir mensualmente una determinada cantidad de dinero o manutención para cubrir sus gastos. Aunque, dichos beneficios desaparecerán si la mujer decide rehacer su vida con otra persona, o bien, opta de nuevo por el casamiento.

El divorcio necesario

En esta ocasión, una persona decide divorciarse porque la convivencia entre ambas no resulta nada positiva.

Solamente, se puede acudir a este tipo de divorcio en los siguientes casos:

  1. Cuando haya habido algún tipo de adulterio, demostrable a través de pruebas fiables
  2. Cuando un cónyuge obligue al otro a prostituirse; siempre y cuando existan problemas graves, debido a delitos de causa injustificable.

Para que se pueda aprobar este divorcio, la persona deberá especificar ante el juez porque se ha querido tomar dicha decisión. De lo contrario, si no existen pruebas refutables el divorcio no se podrá tramitar.

¿Qué duración se estima oportuna en los procesos de divorcio?

Dependiendo del tipo de divorcio, la duración variará.

El divorcio administrativo podrá efectuarse durante entre 15-30 días, aproximadamente.

El divorcio voluntario suele durar entre 2-3 meses, siempre y cuando ambas personas acudan al juzgado a la hora de llevar a cabo el proceso.

El divorcio necesario es el más complejo, por ello, tiene una duración de entre 6 y 18 meses.

 

Cualquier duda o sugerencia…¡podéis escribir  en los comentarios y contestaremos lo más rápido posible!

¿Te ha sido útil? Vota aquí
[Total: 0 Media: 0]

Leave a Comment