Saltar al contenido
Info Requisitos – Trámites, Documentos, Créditos

Requisitos para la jubilación

La paga de jubilación se consigue después de haber estado durante muchos años cotizando en la Seguridad Social. Generalmente, se trata de una prestación que sirve para cubrir aquellas pérdidas económicas que se producen porque la persona ya se encuentra en una edad elevada y, por tanto, no está capacitada para rendir adecuadamente en un determinado empleo.

¿Cuáles son los requisitos para pedir jubilación?

Obligatoriamente, las personas pueden beneficiarse de la pensión de jubilación si reúnen los siguientes requisitos:

  • Los solicitantes deben tener 65 años para pedir dicho requisito, de lo contrario, no podrán obtener su petición.
  • El trabajador podrá obtener la jubilación tanto si trabaja por cuenta ajena como propia, indistintamente.
  • Las personas que tengan una discapacidad entre el 45% y el 60% o superior, también podrán solicitar la jubilación. Para ello, no es necesario que tengan 65 años, pueden cumplimentar la solicitud antes de llegar a dicha edad, puesto que la incapacidad laboral está reconocida por parte del Estado.
  • Es importante que el trabajador tenga acreditados unos años mínimos de cotización. En la actualidad, se requieren 30 años, como mínimo. Una vez se cumpla este requisito, se podrá empezar a realizar los correspondientes trámites, por lo tanto, se valorarán las ganancias obtenidas por el trabajador durante todo ese tiempo, así como las pagas extraordinarias que ha recibido. De esta manera, se podrá computar y establecer un precio mensual para el trabajador.
  • Todos aquellos trabajadores que estén incluidos dentro de un Sistema especial en el cual se establece que han realizado trabajos por cuenta ajena como autonomo, además de reunir los 30 años de cotización, será necesario que al menos en los 6 de los últimos 10 años hayan sido incluidos dentro de aquellas actividades relacionadas con el sistema especial, previamente nombrado.
  • En el caso de los trabajadores a tiempo parcial, se comprobarán exactamente todos los días y las horas que han estado dados de alta en la Seguridad Social. Posteriormente, se realizará un cómputo global para saber qué cantidad mensual les corresponde.
  • Los solicitantes deberán estar inscritos en las demandas de empleo, como mínimo 6 meses antes a la fecha en la cual vayan a solicitar la jubilación. En este sentido, se tendrá en cuenta la legislación vigente para saber si las actividades se pueden atribuir a la cuenta ajena o propia. Como dato destacado, las actividades realizadas deberán ser compatibles con la demanda de empleo.
  • Si la persona tiene un periodo de 15 años cotizados, podrá beneficiarse de una pensión contributiva. En este sentido, será importante que los trabajadores estén dados de alta, especificando las labores que realizan.

Estos requisitos son fundamentales y se deben de tener en cuenta a la hora de embarcarse en el proceso de la jubilación. Por este motivo, será imprescindible que cumplan con estos requisitos para ser beneficiados con una paga mensual, gracias a los años en los cuales han estado dados de alta en la Seguridad Social, previamente.

NO TE PIERDAS ESTE ARTÍCULO

jubilacion anticipada requisitos
Requisitos la Jubilación Anticipada

¿Qué tipos de pensiones existen?

Seguidamente, se exponen los dos tipos de pensiones de las cuales pueden beneficiarse los trabajadores:

Las pensiones contributivas

Los trabajadores pueden beneficiarse de este tipo de pensiones siempre y cuando tengan cotizados unos años mínimos para la jubilación. De lo contrario, no tendrán acceso a este requisito. Aquí, aparecen una serie de principios que se asocian con este tipo de pensión:

  • La jubilación: este puede llevarse a cabo por parte del trabajador, dependiendo de sus propias condiciones e intereses. Cabe subrayar que, es necesario que el trabajador no haya sido cesado por iniciativa propia. En este caso, si el trabajador abandona su trabajo porque lo considera conveniente, sin tener ninguna razón o motivo, no tendrá el derecho de cobrar la pensión. La edad de jubilación podrá verse reducida siempre y cuando los trabajadores estén expuestos a contenidos tóxicos en su propio lugar de trabajo. Por el contrario, también se analizará la situación de los mismos, comprobando si se encuentran en una situación de discapacidad, ya sea total o parcial.
  • La valoración de la incapacidad permanente: si el trabajador no está capacitado para realizar las labores que requiere la empresa, deberá solicitar una especie de resguardo donde se acredite que posee una incapacidad. Dicha solicitud, la deberá llevar a cabo el propio médico de cabecera, el cual informará que el trabajador no se encuentra predispuesto para trabajar. En cuanto a los tipos de incapacidad, cabe destacar tres, como son:incapacidad permanente (aquella que se produce debido a un accidente); incapacidad absoluta (el trabajador no tiene la posibilidad de desempeñar el trabajo que se requiere, normalmente, debido a la falta de alguna extremidad); y la gran invalidez (se asocia con el trabajador que no puede valerse por sí mismo, es decir, necesita una ayuda para poder realizar sus tareas vitales).En este último punto, se hace referencia a aquellas personas que no pueden desplazarse por sí mismas, es decir, necesitan una silla de ruedas, o bien, reposar en cama.
  • Los fallecimientos: en esta ocasión, se valoran las causas del fallecimiento del trabajador. Además, se tiene en cuenta si el trabajador tiene familiares a su cargo. De esta manera, la familia podrá recibir unos bienes económicos. Sin embargo, para ello, se deberán evaluar las causas de la muerte y qué ganancias ha obtenido mientras estaba dado de alta como activo en la Seguridad Social.

Las pensiones no contributivas

Son aquellas prestaciones que se ofrecen a las personas que carecen de unos recursos económicos suficientes para subsistir.

Habitualmente, este tipo de pensiones van destinadas a aquellas personas que deben pagar una hipoteca, o bien, se encuentran en una situación de desempleo. Por supuesto, este tipo de pensión puede facilitarse a aquellas personas que no han cotizado los años suficientes como para beneficiarse de la pensión contributiva.

¿Se pretenden establecer nuevas mejoras para la jubilación futura?

De cara a un futuro próximo, se espera atender correctamente a todos los trabajadores, principalmente, para que todos ellos puedan beneficiarse de este tipo de requisitos que se atribuyen a la jubilación.

De todas maneras, es probable que la crisis haya afectado al sector laboral, de modo que no todas las personas puedan ver satisfechas sus propias necesidades. La base será implantar nuevas medidas para que todas las personas puedan beneficiarse de un buen empleo, trabajando bajo unas condiciones óptimas, lo cual provocará que las bajas laborales por accidentes o enfermedades sean menores.

¿Cuanto puedes cobrar en la jubilación?

Dependiendo de cada situación personal, los trabajadores recibirán una cuantía u otra.

Por ejemplo, en el año 2015, dentro de la Seguridad Social se registró que la media cobrada por cada trabajador era de 874,9€ mensuales, teniendo en cuenta los datos de algunas Comunidades Autónomas, tales como: Madrid, Asturias y el País Vasco.

Cabe destacar que, esta media se corresponde con aquellos trabajadores que realizaban un trabajo a jornada completa, puesto que los trabajadores parciales o a media jornada recibirían una cantidad menor.

En líneas generales, atender a la cotización es fundamental para establecer un precio determinado por la jubilación.

Por lo tanto, si el salario ha sido mayor, los trabajadores recibirán una cantidad más elevada. Por el contrario, si los salarios han sido menores, se obtendrán cantidades más bajas a final de mes.

 

ARTÍCULOS DESTACADOS