Requisitos para Donar Sangre en México

Acudir al llamado de la necesidad de dar algo de nosotros mismos para ayudar a salvar una vida, es una oportunidad de agradecer a Dios por la que tenemos.

Además, es una manera de aliviar nuestro propio fluido sanguíneo que beneficia la salud; ¡y de qué manera! Ayudando a mi prójimo como gustaría que me ayudaran a mí.

En este artículo te diremos lo que debes hacer y a dónde acudir para hacer la donación en México.

¿Dónde debo de ir hacer la donación?

En México hay dos grandes centros Bancos de Sangre diseminados en las principales zonas del país: El Instituto Mexicano de los Seguros Sociales y la Cruz Roja Mexicana. Estos centros son autónomos y tienen sus propias reglas para que hagas efectiva la donación.

Requisitos para donar sangre por primera vez

Si decides ir a la Cruz Roja Mexicana, al llegar a cualquiera de sus sedes, debes seguir los siguientes sencillos pasos:

1.- Te entregarán folleto informativo con todo lo que debes saber, y en su lectura, comprobarás si eres o no apto para donar. Es decir, tú mismo haces la confirmación.

2.- En caso afirmativo, se anotan tus datos de identificación para iniciar el proceso.

3.- Paso siguiente, se te realiza examen previo con el médico asignado para confirmar, si en efecto puedes ser donante.

4.- Para no correr riesgos, se aseguran extrayéndote gotas de sangre para verificar en el laboratorio si tienes o no anemia.

5.- Si todo está bien, el personal especializado realizará la extracción de 435 cc de tu sangre para ser depositada en un banco de sangre, como se le llama al lugar dispuesto para ello.

Ahora bien, si deseas asistir a la sede del Instituto Mexicano de los Seguros Sociales, estos son los requerimientos a seguir:

  1. Presentar identificación legal autorizada original, vigente y en óptimas condiciones.
  2. Como donante, debes ser de edad entre 18 y 65, sin excepción.
  3. Debes pesar más de 50 kilos.
  4. Abstenerse de consumir comidas grasosas antes de la donación.
  5. Ve a la donación DESAYUNADO con comida liviana como jugo, pan, fruta. El ayuno debe ser por menos de 6 horas, para no correr riesgo alguno.
  6. Debes estar libre de enfermedades crónicas como hipertensión, hipotensión, diabetes.
  7. Sin afecciones de gripe, infección, fiebre o algo parecido, por lo menos siete días antes a la donación. Es decir, debes asistir sano.
  8. Si la donante es mujer, no debe tener la menstruación, ni estar amamantando a niños menores de un año.

¿Cuál es el porcentaje de sangre que se dona?

En realidad, la donación es de apenas una mínima cantidad de un 10% de todo tu torrente sanguíneo; así que no temas hacer tu aporte, que aunque es poca cantidad, constituye un gesto de gran generosidad.

¿Cuáles son las identificaciones legales permitidas?

En el Instituto Mexicano de los Seguros Sociales (IMSS) se permite mostrar Pasaporte, Cédula Profesional, Licencia de Conducir, Cartilla de Salud con firma, sello del IMSS y con fotografía; cualquiera de estos documentos en original, estar vigente, sin tachaduras ni roturas.

Para el caso de la Cruz Roja Mexicana, puedes llevar también alguno de estos documentos de identificación legal permitidos en el país.

¿Existen restricciones para ser donante?

existen algunas restricciones para que te consideren donante de sangre. Entre ellas, tenemos las limitaciones permanentes y las de carácter temporal.

Recuerda que toda limitación de este tipo, está caracterizada por la búsqueda de la pureza del material que se va a obtener. ¡Y cuánto más, si involucra la vida del paciente!

¿Cuáles son las limitaciones para ser donante?

Por una cuestión de salubridad, a fin de ofrecer un volumen sanguíneo en óptimas condiciones para la persona que lo requiera con urgencia, el banco de sangre de la institución que ofrece este servicio en todo México, requiere que el donante no padezca ni haya padecido de enfermedades que de alguna manera alteren o contaminen la sangre del paciente receptor.

Por eso se han establecido las limitaciones; en este caso, las permanentes que rigen para todo el país tienen que ver con estos padecimientos:

  • Si eres una persona que padeció de hepatitis cuando tenía diez años de vida, no puedes ser donante, puesto que se considera ya contaminada para hacer la transfusión.
  • Si la persona está bajo tratamiento de quimio o radioterapia, de ninguna manera puede donar sangre, pues su condición de salud no lo permite.
  • No puede ser donante por ningún motivo, aquel o aquella en quien esté comprobado el riesgo o padecimiento de VIH. Y mucho menos si tiene relación con su trabajo sexual o por consumo de drogas.

Las limitaciones no permanentes tienen que ver con la temporalidad del padecimiento en la persona que se presume como donante. Entre esas limitaciones tenemos:

  • Si has viajado a algún lugar que tiene una condición endémica de paludismo, no puedes donar, porque tienes que entrar en una etapa de cuarentena hasta que estés libre de toda influencia de riesgo.
  • Pero si has sufrido de paludismo en los últimos tres años, tampoco podrás donar, hasta que pases la cuarentena.
  • Tampoco podrás donar si por asuntos de la vida, has padecido de infarto al miocardio.
  • Si en los seis o doce últimos meses te has realizado alguna cirugía, no puede proceder la donación.
  • Ahora bien, si te realizaste un tatuaje o te perforaste para colocarte piercing un año antes de la donación, no podrás hacerlo, tendrás que esperar hasta el año después.
  • También está limitada temporalmente la persona que durante el año anterior haya sido sujeto a tratamiento de transfusión de sangre o sus derivados.

¿Para qué sirve donar sangre?

Contrario a lo que se pudiera pensar, hay ventajas en hacer la donación sanguínea. Primero y principal, el hecho de que ayudes a salvar la vida de alguna persona, ya sirve para todo hacer la donación.

Ahora, hay algunos beneficios adicionales como el hecho de que si no conoces tu Grupo Sanguíneo, en esa “transacción” lo puedes conocer. Y de una vez, tu Factor RH.

Asimismo, la institución te da la facilidad para conseguir auxilio sanguíneo durante un año, para tus padres, esposo o esposa e hijos. Para ello, la operadora del servicio, contiene la data de los donadores voluntarios, a fin de atender con prontitud las demandas de los usuarios.

¿Cómo hago si quiero ser donante voluntario?

Es muy fácil ser donante voluntario. Solamente, infórmate en la página web de la Cruz Roja Mexicana o del Instituto Mexicano de los Seguros Sociales y recibirás toda la información; aunque aquí te hemos suministrado suficiente y valiosa información que te permite ir con ventajas para el caso.

Si te decides y eres apto para ser donante voluntario, ¡has escogido el acto altruista más reconocido en todo el mundo! ¡Te aseguro que recibirás mil bendiciones!

Deja un comentario