Requisitos para hacer un doctorado en 2019

Cursar un doctorado es una gran oportunidad de mejorar la formación universitaria, por este motivo, hay que concienciar a las nuevas generaciones de que tienen una oportunidad única de seguir formándose cuando terminen los estudios universitarios.

Además, puede ser una fantástica oportunidad para encontrar un mejor empleo de cara a un futuro próximo, puesto que tener un doctorado se considera ser especialista de una temática en concreto, relacionada con la formación previa.

¿Qué es un doctorado?

Tomando como referencia las ideas anteriores, disponer de unos estudios de doctorado significa ser experto en una determinada materia o área.

Disponer de esta titulación garantiza a los estudiantes tener la oportunidad de ser docentes dentro del ámbito universitario, lo cual significa poder adquirir mayores conocimientos y guiar a los alumnos/as hacia un aprendizaje correcto y atractivo para que sigan formándose.

¿Todo el mundo tiene la oportunidad de cursar un doctorado?

No, en la mayoría de titulaciones se pide que el estudiante haya obtenido una nota mínima en la carrera universitaria para poder entrar a cursar el doctorado. De lo contrario, si no tiene la nota adecuada, podrá optar por preparar otra especialidad donde la nota de acceso pueda ser más baja.

Sin embargo, muchos alumnos/as cuando han finalizado su titulación se ponen en contacto con un profesor/a para que les oriente acerca de las opciones que tienen para realizar el doctorado. Por otro lado, existen también subvenciones para la realizar la tesis doctoral, puedes ver los requisitos que necesitás en su página web. Incluso puedes valorar si realmente necesitas otro tipo de ayudas como cobrar el subsidio.

Prácticamente, todas las universidades dan la opción a sus estudiantes de cursar el doctorado que desean. Aunque, es probable que muchas universidades no adopten el programa de doctorado correspondiente para que lo puedan cursar los alumnos/as, por lo tanto, se verán obligados a estudiar en otro lugar.

¿En qué consiste el programa de doctorado?

El programa de doctorado tendrá una duración determinada, normalmente, los estudios tienen una duración de 4 años, como mínimo. En cambio, en muchas titulaciones los estudiantes se verán obligados a cursar más años de doctorado, debido a la dificultad que puedan presentar a la hora de realizar la tesis doctoral, que acredite al alumno/a como capacitado para obtener dicho título.

Los estudiantes deberán acudir algunos días a la universidad para ser guiados por el tutor/a correspondiente. Desde este momento, el estudiante podrá formar parte de la plantilla de becarios que el profesor en cuestión haya elegido, por lo tanto, tendrán la posibilidad de impartir alguna clase universitaria.

Por supuesto, el programa de doctorado deberá cumplirse a rajatabla, es decir, habrá que seguir las indicaciones del docente y, además, realizar las tareas que se piden de forma ordenada y coherente.

¿Existe la posibilidad de expulsar a un alumno/a que no cumple con sus tareas?

Rotundamente, no. Los alumnos/as tendrán total libertad para ir adquiriendo nuevos conocimientos a su ritmo, es decir, no tendrán una excesiva presión para acabar cuanto antes la tesis doctoral, pues hay que ser conscientes de que es una labor compleja que requiere de mucho tiempo.

De todos modos, los estudiantes que se matriculen deberán abonar unas determinadas tasas para poder empezar con su formación.

Habitualmente, las reuniones y clases con el docente asignado se llevarán a cabo de forma presencial en su despacho, de hecho, allí se podrán comentar las cuestiones que más perturban al aprendiente.

En definitiva, para conseguir guiar adecuadamente al estudiante el temario se imparte de forma individual, lo cual facilitará la comprensión y la puesta en marcha de nuevos conocimientos.

¿Qué temáticas puede elegir el alumno/a?

La respuesta es cualquiera, siempre y cuando se trate de un tema que conozca y domine casi a la perfección. Por supuesto, será recomendable que el estudiante escoja un tema que le resulte muy interesante y familiar, esta situación permitirá que su formación sea adecuada y progresiva.

Por ejemplo, un estudiante que se ha graduado en Historia, podrá seleccionar un determinado tema, el cual deberá estar relacionado con algún ámbito de los que ha cursado a lo largo de la carrera universitaria. Por lo tanto, podrá especializarse en temas relacionados con la Historia Antigua (Grecia, Roma, etc.).

¿Qué es una tesis doctoral?

Al hablar de doctorado es inevitable que no se asocie la palabra tesis doctoral. Ésta consiste en realizar un trabajo de investigación sobre un determinado campo de conocimiento. En esta ocasión, el estudiante deberá formarse adecuadamente sobre cualquier ámbito en el cual esté trabajando para poder plantear una serie de contenidos que se adapten perfectamente a sus necesidades y a su forma de interpretación particular.

Por este motivo, toma una gran relevancia la Investigación, el Desarrollo y la Innovación. Estos tres pilares permiten que los conocimientos sean asentados con mayor facilidad por parte del estudiante.

Seguidamente, se plantean una serie de exigencias que se atribuyen a las tesis doctorales, atendiendo a las distintas características que influyen en los distintos ámbitos del conocimiento:

  • En primer lugar, toda tesis doctoral debe tener una introducción que será extraída a partir de un estudio preliminar. En esta ocasión, se plantean una serie de objetivos y una hipótesis para poder elaborar un Plan de Investigación adecuado.
  • Posteriormente, se da una explicación bastante detallada sobre la metodología que se ha empleado para el estudio y, posteriormente, se tienen en cuenta los resultados que se pretenden alcanzar con el estudio en cuestión.
  • También, será imprescindible que se elaboren unas conclusiones significativas, resaltando los avances y las aportaciones científicas más importantes y actuales que estén relacionadas con el tema en cuestión.
  • Antes de empezar a realizar la tesis, el estudiante deberá tener claro qué tipo de bibliografía va a utilizar, por este motivo, será importante que se planteen unas determinadas obras y apuntes para que el docente sepa de qué puntos exactamente se ha extraído la información.
  • Por último, es importante que el propio tutor/a informe a las personas de cómo se va desarrollando el trabajo. En este caso, se podrá hacer una valoración positiva o negativa de los contenidos que se están abarcando, lo cual significará una gran ventaja para el alumno/a, ya que conocerá las estrategias que debe utilizar para que su trabajo esté correcto.

Evidentemente, la tesis podrá desarrollarse en varios idiomas. Es el alumno/a el encargado de seleccionar la lengua que más se adapte a sus necesidades. Habitualmente, se prefiere el castellano o el inglés, puesto que están consideradas lenguas importantes dentro del ámbito nacional, europeo e internacional. Aunque por supuesto se puede plantear en ambos idiomas si la situación lo requiere.

¿Pensando en estudiar de nuevo? No te pierdas estos artículos

¿Qué se debe hacer para recibir una mención especial?

Por consiguiente, los aprendientes podrán recibir la mención especial en Doctores Europeos, si cumplen con las siguientes características:

  • Como mínimo, durante un periodo de 3 meses deberán pertenecer a una institución de enseñanza superior, la cual esté considerada por la Unión Europea.
  • Tanto el resumen del trabajo como las conclusiones deberán aparecer redactadas en dos lenguas oficiales que estén reconocidas por la Unión Europea. Por ejemplo, el francés y el castellano pueden servir.
  • Uno de los miembros del tribunal encargado de evaluar la tesis deberá pertenecer a una institución de enseñanza superior europea. De lo contrario, no se podrá conceder dicho reconocimiento.
  • Otro aspecto a destacar es si las particularidades y características más relevantes de la tesis han sido informadas dentro de un instituto de enseñanza de la Unión Europea. Por lo tanto, si la tesis tiene una gran repercusión fuera de España, será reconocida y el estudiante recibirá un mayor reconocimiento por su trabajo.

Para realizar un doctorado, ¿es imprescindible haber cursado en máster?

No. Las personas que se involucran en un nuevo proyecto de doctorado no tienen la obligación de haber cursado un máster previamente. Simplemente, el requisito fundamental es haber terminado la titulación universitaria.

De todos modos, hay alumnos/as que sí consideran interesante realizar un máster para conseguir en él una mayor nota que les pueda dar una mayor facilidad de acceso al doctorado. Para ello, se deberá valorar si los estudios de máster tienen relación con la temática del doctorado.

En caso negativo, el estudiante tendrá grandes dificultades para poder acceder. Como dato destacado, al inicio del curso todos los titulados pueden solicitar los estudios de máster, independientemente de la selección que será realizada a posteriori.

¿Es posible compaginar un trabajo con los estudios de doctorado?

Sí. El cursar un doctorado no significa que el estudiante debe dedicarle un mínimo de 8 horas diarias al proyecto. Simplemente, su obligación es asistir a unas reuniones con el tutor/a para que le dé los consejos pertinentes para que pueda avanzar en su proyecto.

Esta situación permite que el alumno/a pueda tener cualquier tipo de empleo laboral y, por supuesto, compaginarlo con los estudios. Sin embargo, la persona deberá ser responsable con todo aquello que está haciendo, pues deberá cumplir con dos obligaciones. Por un lado, deberá involucrarse en su proyecto y, por otro, deberá desempeñarse correctamente dentro del ámbito laboral.

Este hecho, se traduce en una mayor capacidad a la hora de hacer frente a aquellas problemáticas que puedan surgir en su vida diaria.

Cursar un doctorado, ¿qué ventajas tiene?

En líneas generales, realizar un doctorado tiene muchas ventajas. Pero, a continuación, se van a plantear los cinco principios más importantes:

  • La persona que recibe un doctorado posee una gran capacidad para investigar, mostrando así su inteligencia y especialidad en un determinado ámbito de estudio.

A nivel general, la sociedad puede beneficiarse de las investigaciones que llevan a cabo los profesionales. Por lo tanto, es de gran interés consultar aquellos aspectos que están relacionados con un determinado tema.

  • Gracias al doctorado, tienes la posibilidad de investigar sobre un tema concreto, el cual está relacionado con tu verdadera vocación.

El plano personal y profesional mejorará considerablemente. Tener la posibilidad de cursar un doctorado es sinónimo de éxito. Además, todos los doctores tendrán la oportunidad de ganar un mayor salario, lo cual se traducirá en una mejor calidad de vida de cara a un futuro próximo.

  • La capacidad por seguir formándose es una cualidad muy positiva.

Los estudiantes después de haber conseguido la correspondiente titulación, podrán especializarse en un campo en concreto dentro de su ámbito de estudio. Esta situación les permite profundizar en aquello que realmente les interesa. Posteriormente, podrán colaborar en proyectos con otros docentes, o bien, realizar conferencias acerca del tema que han tratado en su tesis.

  • Las financiaciones educativas.

En muchos países, existen distintos programas que se centran en tratar de ayudar a los estudiantes a que puedan realizar el doctorado. Para ello, se centran en ofrecer unas becas económicas anualmente para tratar de ayudar a los estudiantes a pagarse su matrícula.

  • Los elevados sueldos

Por norma general, el salario de un catedrático es mucho mayor al de aquella persona que solamente tenga una titulación universitaria, puesto que se presupone que el catedrático presenta una mayor preparación para abordar diferentes temas.

Por este motivo, en muchas universidades seleccionan a catedráticos para una determinada área y, por supuesto, éstos obtienen salarios mayores a los que pueden obtener los profesores asociados.

Deja un comentario