Como darse de alta en el Sat, Requisitos e Información

Darse de alta en el sat

Todos hemos escuchado sobre el SAT, Hacienda o como quieras llamarle y la realidad es que el simple hecho de mencionarla ya nos preocupa. Por eso, cuando nos dicen que hay que darse de alta en el SAT saltan las alarmas y los miedos: ¿Es necesario? ¿Para qué me sirve? ¿Cómo lo hago? ¿Qué necesito? ¿Qué gano?

Continúa leyendo que aquí te contaremos todo esto. Ya verás que no es un trámite imposible y que, en realidad, tiene sus ventajas.

¿Qué es y para que sirve el alta en el SAT?

El alta es el proceso a través del cual te registras ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y se debe hacer cuando comienzas a generar ingresos.

Esto te permitirá hacer tus declaraciones de impuestos, hacer deducciones por los gastos autorizados y evitar multas por incumplimientos fiscales.

¿Cómo darse de alta en el SAT como persona física?

Para darte de alta en el SAT como persona física sigue estos pasos:

  1. Ten a mano tu CURP, recuerda que lo puedes obtener aquí.
  2. Ingresa a la página del SAT.
  3. En la parte superior derecha da clic en “Inscríbete en el RFC Cédula de Identificación Fiscal”.
  4. Se abrirá una nueva ventana
  5. Da clic en “Inscripción” en el menú superior y da clic en “Personas físicas”.
  6. Completa el formulario correspondiente para obtener tu Acuse de preinscripción al RFC y agendar la cita para concluir el trámite en la oficina correspondiente.
  7. El día de tu cita lleva todos los requisitos.
  8. Llega unos 10 minutos antes de tu cita pues tendrás que registrarte antes de ser llamado.
  9. Espera a tu turno y cuando llegue el momento, pasa al módulo que te corresponda y realiza el trámite con ayuda del asesor.
  10. El trámite habrá terminado cuando recibas:
    1. La hoja de vista previa con tus datos.
    2. La cédula de identificación fiscal.
    3. El acuse de inscripción al RFC.
    4. Tu Firma Electrónica (FIEL).

Toma en cuenta que todo el procedimiento en las oficinas puede tardar entre una y dos horas y que no podrás dejarlo a la mitad. Te recomendamos llevar suficiente tiempo, de lo contrario tendrás que agendar nuevamente.

Requisitos para tramitar el alta en el SAT

Es importante que el día que deseas darte de alta en el SAT lleves toda la documentación que listamos. De lo contrario, podrían negarte el registro y tendrás que empezar nuevamente.

Acuse de preinscripción al RFC

Este documento lo obtendrás al realizar el paso 6 que te explicamos antes. Es importante que lo imprimas pues te lo pedirán al ingresar para registrarte y posteriormente, cuando te atienda el asesor.

Comprobante del domicilio fiscal

Aquí debes diferenciar entre tu domicilio físico y el fiscal. El domicilio fiscal es aquel en el que realizar tu actividad empresarial o las oficinas de tu negocio.

Si trabajas desde casa, puedes llevar el comprobante de domicilio de tu casa. De lo contrario, tiene que ser el de la oficina correspondiente. Puede ser:

  • Recibo de luz.
  • Recibo de agua.
  • Recibo de teléfono.
  • Recibo de gas.
  • Recibo de predial.

Identificación oficial con fotografía

Ya que te darás de alta como persona física con actividad empresarial, debes llevar tu identificación personal:

Documento de nacionalidad

Si eres mexicano, lleva tu acta de nacimiento expedida hace menos de 3 meses.

si eres ciudadano extranjero lleva la carta de naturalización o documento migratorio correspondiente. Si tienes dudas sobre cuál necesitas, te recomendamos preguntar primero en las oficinas del SAT, en su chat en línea o en su línea telefónica gratuita.

Memoria USB para guardar tu Firma Electrónica

Si bien estos no son requisitos propiamente señalados por el SAT, es importante para evitar contratiempos, olvidos de contraseñas y segundas vueltas para obtener la Firma Electrónica.

Además, te recomendamos llevar papel y lápiz pues generarás algunas contraseñas que fácilmente puedes olvidar.

La lista de las actividades que realizas y te generan ingresos

Tampoco es un requisito formal pero el asesor que te atienda te preguntará la lista de actividades en las que debe darte de alta. Para ahorrar tiempo, evitar confusiones y olvidos te recomendamos llevarlas bien listadas y lo más detalladas posible.

Ventajas de estar registrado en el SAT

Muchos piensan que inscribirse en el SAT en una carga que les quita dinero. No vamos a negar que sí te reducirá los ingresos pero también tiene varios beneficios que de otra forma no podrás aprovechar:

  • Reduces los riesgos de ser multado por incumplimiento de obligaciones fiscales. Deberías darte de alta en el SAT si recibes ingresos a tu cuenta bancaria pues en algún momento el cruce de información podría delatarte.
  • Podrás hacer deducciones. Existen gastos (por ejemplo servicios médicos o colegiaturas) que el gobierno puede devolverte si tu situación fiscal está regularizada.

¡No te pierdas otros artículos que podrían interesarte!

Leave a Comment