Certificado de empadronamiento ¿Cómo solicitarlo?

En líneas generales, este tipo de certificado garantiza que las personas tengan la oportunidad de empadronarse dentro de un municipio o ciudad. Para ello, será obligatorio que vivan en el lugar que se ha especificado. De lo contrario, el empadronamiento no sería válido.

Como aspecto relevante, cabe destacar que el certificado tiene una mayor presencia que los volantes, puesto que es el único documento que establece que una persona o un grupo de personas residen en un lugar concreto, lo cual posibilitará que los trámites judiciales o administrativos se lleven a cabo de forma eficaz.  

¿Cómo pueden realizarse los trámites de empadronamiento?

Existen varios métodos para realizar los trámites. Por un lado, está la tramitación en línea, la cual puede realizarse a través de una identificación electrónica presentando un volante de empadronamiento.

El solicitante podrá obtener dicho volante en el momento lo solicite, o bien, podrá acudir a un Registro Electrónico a través de la web para realizar la inscripción.

Por otro lado, está la tramitación sin identificación electrónica, en la cual se debe presentar obligatoriamente una solicitud para pedir el volante de empadronamiento, y éste durante un plazo de diez días será enviado al domicilio que haya especificado el solicitante.

En el caso del certificado de empadronamiento, éste podrá tardar quince días para ser enviado al domicilio.

Además de las opciones anteriores, existen otras formas de solicitar el empadronamiento, tales como:

  • Por vía telefónica: el interesado podrá llamar al 010 si se encuentra en la Comunidad de Madrid, o bien, al 915 298 210 si se encuentra en cualquier otra zona geográfica de España.
  • De forma presencial: en todas las ciudades y poblaciones existe información de atención al ciudadano. Por lo tanto, te podrán explicar qué acciones deberás llevar a cabo para que el empadronamiento sea efectivo.
  • Por correo postal: obligatoriamente, habrá que enviar la petición al Servicio de Padrón de Habitantes, el cual está situado en la calle Cartagena nº178, 4ª planta, Madrid.

La tramitación, ¿debe ser realizada por la persona titular?

No, cabe la posibilidad de que otra persona realice la tramitación. Para ello, la persona deberá presentar un justificante donde aparezca el documento original de identidad del ciudadano que quiere hacer la petición.

La autorización deberá ser cumplimentada por el solicitante y, además, debe aparecer firmada para no carecer de validez.

Una vez evaluadas las autorizaciones, los ayuntamientos son los encargados de solicitar aquellas informaciones que requieran para que los justificantes de empadronamiento tengan validez.

¿Qué documentación se requiere para las peticiones presenciales?

En principio, se tendrá en cuenta el DNI o Tarjeta de identidad para aquellas personas que procedan de otro país que está integrado dentro de la Unión Europea. En cambio, para aquellas personas que procedan de otros países deberán presentar una tarjeta donde se acredite que son extranjeros.

Generalmente, este tipo de documentaciones son necesarias para estar empadronado en un determinado lugar. De lo contrario, es imposible que se lleve a cabo el procedimiento.

Cuando una persona ha fallecido también se debe presentar este tipo de solicitud, en este momento, habrá que presentar un certificado de defunción donde se garantice la fecha en la que se ha producido el fallecimiento.

Este tipo de petición puede ser realizada por el propio cónyuge que la persona fallecida, el cual deberá presentar el certificado correspondiente al matrimonio, o si lo prefiere el libro de familia. Por supuesto, los padres o hijos de la persona fallecida también tienen la oportunidad de solicitar este derecho presentando únicamente el libro de familia.

En relación con los herederos, éstos deben presentar un testamento o un certificado donde aparezcan de forma especificada las últimas voluntades. Por último, si este tipo de tramitación es realizado por un abogado, éste deberá presentar aquellos documentos señalando que actúan en representación de los interesados legítimos.

¿Qué se debe hacer para la solicitud por correo postal? ¿Y por Internet?

En primer lugar, para realizar la petición a través de correo postal es imprescindible que la persona interesada siga estas normas: deberá exponer qué solicita realmente y, por supuesto, deberá aparecer su nombre y apellidos; la fotocopia del DNI original; su tarjeta de Identidad (si pertenece a la Unión Europea) o tarjeta de extranjero.

También, se deberá cumplimentar la solicitud señalando la dirección postal donde se quiere obtener la información pertinente.

Y, por último, hace falta un teléfono de contacto para que puedan comunicarse con el interesado en el caso de que exista algún tipo de problema durante la tramitación.

En segundo lugar, a la hora de realizar la tramitación por Internet, únicamente se deberá cumplimentar la documentación que se especifica en la página para la solicitud, rellenando cada uno de los campos que aparecen. Como apunte a destacar, no se podrá dejar ningún campo en blanco, de ser así la solicitud carecerá de validez.  

¿Para qué sirve empadronarse?

Básicamente, el empadronamiento se utiliza para registrar cuántas personas hay en una determinada ciudad o población.

Con los resultados obtenidos se sabrá el número exacto de personas que hay en un territorio. Además, gracias al empadronamiento se puede saber cuál es el domicilio de una persona, ya que se deben especificar algunas informaciones relevantes, como son: la calle, el número, la planta y el código postal.

Para concluir se puede afirmar que todas las personas deberán estar empadronadas en un determinado lugar. De este modo, posteriormente, se podrán realizar estudios para comprobar el número exacto de habitantes que hay en una ciudad, como puede ser: Barcelona, Madrid, Valencia o Alicante.

El censo de población es una herramienta útil para estimar el número de habitantes. Por consiguiente, el empadronamiento también sirve para estimar el tiempo en el cual una persona procedente del extranjero va a estar en un país determinado. Una vez transcurrido este tiempo, el ciudadano deberá regresar a su país de origen.

Sin embargo, podrá solicitar quedarse más tiempo en el país, aunque para ello deberá disponer de una estabilidad económica para poder subsistir. En un futuro próximo, se espera que un mayor número de personas se empadrone en España, puesto que una vez pasada la crisis las oportunidades laborales serán mayores.

ARTÍCULOS DESTACADOS

¿Te ha sido útil? Vota aquí
[Total: 1 Media: 5]

Leave a Comment